La ciencia lo confirma mejor sola que mal acompañado

la-ciencia-lo-confirma-mejor-sola-que-mal-acompanado

No todas las relaciones de pareja son representaciones de los cuentos de hadas que nos leían antes de dormir cuando aún creíamos en el amor eterno. Muchas de ellas son conflictivas, existe lucha de poder y las discusiones tienen más presencia que los mimos. Si este es tu caso, tu salud está corriendo grave peligro, así es que lo mejor será que te llenes de valor y le pongas un fin.

No aceptes una pareja simplemente para no estar solo

Un estudio conducido por la Universidad de Buffalo en Nueva York, confirma que una de las formas de tener una larga, tranquila y mentalmente sana vida es alejándonos de las parejas que nos generan sensaciones de malestar.

Somos como nos relacionamos

Seguramente has oído decir cientos de veces que "somos lo que comemos." Esta afirmación encierra una gran verdad, pero no es la única.

la-ciencia-lo-confirma-mejor-sola-que-mal-acompanado-002

De acuerdo al estudio, también "somos como nos relacionamos."

Las relaciones afectivas y la salud guardan un estrecho vínculo. Por lo tanto, si te relacionas de una forma enferma, vivirás de igual manera.

la-ciencia-lo-confirma-mejor-sola-que-mal-acompanado-004

¿Crees que vale la pena darle la bienvenida a la enfermedad por estar al lado de alguien que no te merece vale la pena?

Dejar a una pareja conflictiva mejora tu salud

Los investigadores se tomaron dos años para investigar a más de doscientos jóvenes que estaban en pareja.

Una vez que los dividieron en parejas felices y parejas conflictivas, estudiaron su salud.

Aquellas personas que tenían relaciones problemáticas, presentaban problemas tanto emocionales como físicos. Es decir, estaban de mal humor, se habían tornado egoístas, su empatía había desaparecido y su colesterol estaba por las nubes.

la-ciencia-lo-confirma-mejor-sola-que-mal-acompanado-008

En cambio, las personas que habían sido capaces de dejar a una pareja conflictiva para involucrarse con una persona que les daba paz, felicidad y bienestar, tenían una salud envidiable.

Las relaciones conflictivas tienen dos destinos: llegar a su fin o volverse tóxicas. Si decides seguir por el primer camino, ganarás en salud. En cambio, si te empecinas en seguir para aguardar un cambio que nunca llegará, corres el riesgo de terminar teniendo que hacer un largo tratamiento médico para curar tu salud? o tus adicciones.

¿Cómo es esto? Sí, una relación tóxica tiene altas probabilidades de derivar en el alcoholismo por parte de la persona que más sufre.

Comentarios

Dejar comentario