Vivir con un hombre equivale a 7 horas de trabajo extra para la mujer

vivir-con-un-hombre-equivale-a-7-horas-de-trabajo-extra-para-la-mujer

Los estudios demostraron que, lejos de alivianar el trabajo de la mujer, la convivencia con un hombre le suma siete horas de trabajo semanal a la mujer. ¿Aún estás ansiosa por casarte?

Si te casas trabaja mucho más según estudios

La Universidad de Michigan se abocó a estudiar un grupo de mujeres casadas o que vivían en pareja, y lo que descubrió sorprendió hasta a las mujeres que fueron observadas.

Los tiempos modernos nos han hecho formar la idea de que tanto el hombre como la mujer trabajan en las labores domésticas y esto hace que la convivencia sea más llevadera.

Todo esto es verdad, pero no quita que las tareas del hogar aumenten cuando se está de a dos y que eso lleve a la mujer a trabajar una hora más por día, lo que suma siete horas a su plan de trabajo semanal.

vivir-con-un-hombre-equivale-a-7-horas-de-trabajo-extra-para-la-mujer-002

Si has sentido que tu carga de trabajo aumentó desde que contrajiste nupcias, no es una sensación térmica, sino que la Universidad de Michigan te avala.

Razones por las que la mujer trabaja más al casarse

Al vivir en soledad o en el contexto de su propia familia, la mujer no suele cocinar, lavar la ropa o esforzarse para mantener la casa limpia. En cambio, cuando pasa a vivir en pareja, la natural necesidad por complacer al hombre la lleva a realizar trabajos a los que no estaba acostumbrada.

Por otra parte, los hombres son exigentes de más al vivir en pareja. Ellos también tienen sus propias ilusiones y entre ellas se encuentra la de tener una mujer que mantenga la casa impecable y le cocine.

vivir-con-un-hombre-equivale-a-7-horas-de-trabajo-extra-para-la-mujer-005

Es muy importante llegar a un acuerdo con tu futura pareja si quieres preservar tu libertad laboral en lo que a tareas del hogar se refiere. Tal vez sea oportuno decirle que no siempre podrás cumplir con sus expectativas en tal aspecto, porque también necesitas de tiempo para ti.

No todo tiempo pasado fue mejor

Si creías que esto es uno de los regalos que los tiempos modernos nos han dado, solo tienes que remontarte a la década de los setenta, cuando las mujeres trabajaban tanto fuera como dentro de la casa. En aquellos tiempos las tareas no estaban divididas y el rol del hombre era sentarse a esperar a que su esposa lo proveyera de su cena y que también cocinara para sus amigos cuando venían a ver el partido.

Como verás, solucionar este tema no es ya un asunto social, sino que cada pareja debe ajustar sus expectativas con respecto a lo que espera del otro.

Comentarios

Dejar comentario