La nueva moda de los foodies cambiar una cita por comida gratis

la-nueva-moda-de-los-foodies-cambiar-una-cita-por-comida-gratis

Todo en esta vida tiene su precio y negociar es parte del juego. Existe una nueva tendencia que lleva a las personas a aceptar un tipo de intercambio muy particular. Puede sonar raro a algunas personas, pero hay quienes están sumamente dispuestos a intercambiar un par de horas de su tiempo a cambio de un sabroso plato de su preferencia. Conoce a los foodies: una cita a cambio de comida gratis.

No hay más dilema con respecto a quien paga la cuenta

Ante el dilema de si pago yo, si pagas tú, si pagamos a medias o si cada uno paga lo que consume, parece haber llegado una solución que lo simplifica todo: si sales con un foodie, la cuenta es toda tuya.

la-nueva-moda-de-los-foodies-cambiar-una-cita-por-comida-gratis-001

En un estudio publicado por el Social Psychological and Personality Science, salió a la luz que un 28% de las personas que tienen citas de forma asidua están interesadas o estuvieron involucradas en una cita gastronómica.

El auge de las citas gastronómicas

Cuando hablamos de citas, no solo el romance es el que nos lleva a aceptar compartir nuestro tiempo con otra persona. Los intercambios pueden ser tan disparatados y variados como tu imaginación te lo permita.

Desde citas de negocios hasta otras un tanto más placenteras, el mundo de las citas no para de brindarnos opciones y de sorprendernos.

la-nueva-moda-de-los-foodies-cambiar-una-cita-por-comida-gratis-004

En esta oportunidad, nos encontramos ante los foodies, un fenómeno humano que está ansioso de compartir una cita contigo? siempre y cuando haya comida de por medio y, por supuesto, la cuenta sea todo tu placer pagarla.

El lado oscuro de los foodies

Existe una diferencia entre creer que el mundo te debe algo y saber que le debes mucho al mundo. Lamentablemente, los foodies se encuentran en el primer grupo.

la-nueva-moda-de-los-foodies-cambiar-una-cita-por-comida-gratis-006

Después de evaluar a mil doscientas personas que voluntariamente participaron en el estudio, los investigadores no daban crédito a lo que acababan de hallar.

Las personas que se mostraban afines a la idea de una cita gastronómica tenían características de personalidad de temer. La gran mayoría de ellas presentaban un perfil psicópata, lo cual quiere decir que eran narcisistas, ególatras, maquiavélicos y sádicos.

La próxima vez que alguien acepte que pagues la cuenta, ten cuidado, podrías estar frente a frente a un psicópata.

Comentarios

Dejar comentario