Estudio afirma que las palomitas ayuda a combatir el envejecimiento

estudio-afirma-que-las-palomitas-ayuda-a-combatir-el-envejecimiento

La carrera contra el tiempo cobra un nuevo aliado, y lo encuentra nada menos que en el cine. Las deliciosas palomitas de maíz son ahora el nuevo antioxidante.

Más que una terapia antiaging

La American Chemical Society dedicó sus esfuerzos a estudiar los beneficios de las palomitas de maíz, y lo que encontró fue algo más que un simple antioxidante.

Si bien no son un reemplazo de las cinco unidades de frutas y verduras que a diario deberíamos consumir, lo cierto es que las palomitas se llevan un nuevo galardón, aparte de ser las mejores compañeras de una buena, y a veces de una mala, peli.

estudio-afirma-que-las-palomitas-ayuda-a-combatir-el-envejecimiento-002

La concentración de polifenoles y fibra concentrados en la cáscara de las palomitas de maíz, mantiene a las arrugas del otro lado del Atlántico, mientras que también evita que nos salgan canas o manchas en la piel.

Beneficios y más beneficios
estudio-afirma-que-las-palomitas-ayuda-a-combatir-el-envejecimiento-003

Además de mantener nuestra juventud, puedes esperar todas estas bondades de las palomitas de maíz:

Alivio del dolor provocado por la osteoporosis

Adiós a la debilidad muscular

Previenen el Alzheimer y la demencia senil

Combaten el deterioro cognitivo

Previenen la diabetes

Ayudan con la digestión

Eliminan el tránsito lento

Bajan el colesterol malo

Retienen el cabello bien pegadito a tu cabeza

El mito de las palomitas de maíz

Se suele asociar a las palomitas de maíz con comida chatarra, pero esto bien podría ser un mito si es que las preparamos como es debido.

En primer lugar, las palomitas saladas están totalmente contraindicadas. Puedes condimentarlas con miel o jarabe de maíz, pero nunca con sal si pretendes que conserven sus propiedades saludables.

Por último, las palomitas no deben ser preparadas con exceso de aceite, con grasa animal o, mucho menos, con aceite recalentado.

Prepara tus palomitas con media cucharada de manteca o con un chorrito de aceite altoleico y disfruta de todos sus beneficios.

Comentarios

Dejar comentario