Atención, atención: hacer dietas te ¡ENGORDA!

atencion-atencion-hacer-dietas-te-engorda

Perder peso es un estigma constante para la sociedad, aún más cuando de las mujeres se trata. Tenemos la falsa creencia de que el estereotipo aceptado, es solo el de una persona de contextura fina, delgada.

Solo el 5% de la población mundial femenina tiene el denominado "cuerpo de modelo", mientras que el otro 95% tiene cuerpos comunes, normales ¿Entonces por qué nos acomplejamos?

Hacer dieta
atencion-atencion-hacer-dietas-te-engorda-000

Mundialmente, asociamos adelgazar con hacer dieta, porque creemos que la dieta es un método efectivo para bajar de peso.

La verdad, hacer dieta nos perjudica. Considerando el aspecto psicológico, la dieta viene acompañada de sentimientos de culpabilidad e incluso, emociones negativas como la impotencia, la ansiedad el miedo y la frustración de no obtener los resultados deseados.

La dieta termina creando lo que llamamos "un ambiente de dieta": un lugar hostil, lleno de preocupaciones por lo que comemos, por como se ve nuestro cuerpo y si le gusta a los demás, un sitio donde sentimos el peso de la presión social por adelgazar.

El arte de comer
atencion-atencion-hacer-dietas-te-engorda-002

Luis Navarro, escritor del libro "Los 4 hábitos de la gente delgada", nos propone un método donde nos reconectemos con el comer, disfrutando hacerlo sin caer en un dilema moral; aceptando nuestros cuerpos y liberándonos de las cadenas de la mentalidad de dieta.

También nos cuenta que la creencia de que se debe hacer ejercicio para adelgazar, tampoco funciona. El gasto de energía en el cuerpo depende de tres fuentes: el primero es el funcionamiento del cuerpo en reposo, el segundo es la digestión de alimentos y el tercero es la actividad física.

atencion-atencion-hacer-dietas-te-engorda-003

No tenemos control sobre el funcionamiento de nuestro cuerpo en reposo, sin embargo, supone el mayor gasto de energía en el cuerpo, dejando apenas entre un 10 y un 30% del gasto total de energía para la actividad física.

El método de los 4 hábitos

Navarro nos expone en su libro el método de los cuatro hábitos:

1. Comer cuando realmente tengo hambre

atencion-atencion-hacer-dietas-te-engorda-006

Para solventar el problema del peso debemos controlar nuestros hábitos negativos y a su vez, todas las emociones perjudiciales que lo acompañan. Por lo tanto, solo comemos cuando realmente tenemos hambre, no cuando nos sentimos ansiosos y nerviosos.

2. Disfrutar el acto de comer

atencion-atencion-hacer-dietas-te-engorda-008

Para disfrutar nuestra comida y el acto en sí, debemos apartarnos de todo lo que nos distrae: ordenadores, móviles, televisores, libros. Es importante enfocarnos en lo que hacemos, para así, sentir la sensación de saciedad.

3. Comer lo que nos gusta

atencion-atencion-hacer-dietas-te-engorda-0010

Si tenemos la creencia de que un alimento en específico engorda, entonces definitivamente les estamos dando el poder de engordarnos. Algo externo no puede tener el poder intrínseco de engordarnos.

4 . Comer hasta sentir saciedad

atencion-atencion-hacer-dietas-te-engorda-0012

Cuando comemos y ya no sentimos el sabor de lo que ingerimos, significa que hemos llegado al listo: ya estamos satisfechos. Es importante conocer nuestro cuerpo y por ende, sus señales de que ya se ha suplido todas las reservas energéticas que necesitaba.

Comentarios

Dejar comentario